sábado, 8 de julio de 2017

S A N T O R A L


SAN  AQUILA y SANTA PRISCILA


Hechos de los Apóstoles  18,1-11:


Pablo en Corinto


Tras esto, partiendo de Atenas,  llegó a Corinto. Y habiéndose encontrado con cierto judío por nombre Aquilas, póntico de origen, recientemente venido de Italia, y con Príscila, su mujer —con motivo de haber Claudio ordenado que todos los judíos abandonasen a Roma—, se allegó a ellos; y por ser del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaba; porque eran de oficio fabricantes de tiendas de campaña.


notas:
Póntico: natural del Ponto. 
Según Orosío, los judíos fueron expulsados de Roma el año noveno de Claudio (25 de enero del 49 al 25 de enero del 50). Pablo llegaría a Corínto el año 50 ó el 51


Fuente: Sagrada Biblia (Bover-Cantera  B.A.C)


SANTA PRISCILA, también llamada PRISCA, y bajo los dos nombres es muy conocida , por el honroso recuerdo que de ella se hace en las actas de los apóstoles y en las epístolas de san Pablo.
Era esposa de Aquila, célebres ambos por el celo que manifestaron en favor de los progresos del Evangelio. Los dos consortes vivían en Roma, cuando el edicto de destierro publicado por el emperador Claudio contra los judíos, les obligó a retirarse a Corinto, donde tuvieron la dicha de hospedar en su casa al apóstol San Pablo. Cuando este se vio en la necesidad de huir de Corinto para escapar al furor de sus perseguidores, Prisca y Aquila , exponiendo sus vidas, lo pusieron en salvo y le acompañaron hasta Efeso. Desde aquí se fueron otra vez a Roma, donde estaban cuando san Pablo escribió su epístola á los romanos, el año 58 de Jesucristo. Pasado algún tiempo volvieron a Efeso, y permanecían aún en esta ciudad al escribir el apóstol su segunda epístola a Timoteo; ignorándose las circunstancias posteriores de su vida, y el género de muerte que les cupo.
Los griegos y los latinos celebran la memoria de estos santos esposos, y hay en la Iglesia occidental la tradición de que San Pedro había consagrado un altar en su misma casa, tradición apoyada en estas palabras de San Pablo en el capítulo 16 de su epístola a los romanos: Salutate Priscam el Aquilam, et domeslicam Ecclesiam corum: Saludad á Frisca y á Aquila, y a la Iglesia que está en su casa.


Fuente: La leyenda de oro para cada día del año; vidas de todos los santos que venera la Iglesia; obra que comprende todo el Ribadeneira mejorado, las noticias del Croisset, Butler, Godescard, etc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario