sábado, 10 de junio de 2017

S A N T O R A L

Beatos Tomás Green y Gualterio Pierson

Son dos de los diez monjes de la cartuja de Londres que se negaron a suscribir el juramento de supremacía religiosa del rey Enrique VIII, lo que les habría apartado de la comunión con el Papa y la Iglesia Católica. En aquella cartuja ya había habido priores y simples monjes que habían sido martirizados por su firmeza en la fe. Llegó después un prior que, con parte de la comunidad, suscribió el juramento que les exigía la autoridad real; los diez monjes que se opusieron a tal comportamiento fueron eliminados. Tomás era sacerdote y Gualterio hermano converso, y los dos fueron encerrados en la cárcel de Newgate (Londres), donde fueron sujetados con argollas y cadenas y así murieron de inanición. Era el año 1537 y reinaba Enrique VIII.
Los mártires cartujos fueron los monjes de la Cartuja de Londres, que fueron condenados a muerte por la corona inglesa en un periodo que duró desde el 19 de junio 1535 hasta el 20 de septiembre 1537. Fueron ahorcados y descuartizados en la tristemente célebre plaza de Tyburn en Londres. El grupo también incluye a dos priores de las cartujas de Beauvale y Axholme. El total fue de 18 hombres, todos los cuales han sido reconocidos oficialmente por la Iglesia Católica como verdaderos mártires.
Cuando comenzó la reforma anglicana, el gobierno de la corona estaba ansioso por asegurar la aquiescencia pública de los monjes cartujos, ya que gozaban de gran prestigio por la austeridad y sencillez de su forma de vida. Cuando este intento fracasó, la única alternativa era aniquilar la resistencia, ya que su negativa situaba el prestigio de los monjes en oposición a la voluntad del rey. Esta tomó la forma de un largo proceso de desgaste.
Primero tuvo lugar la ejecución de cuatro grupos de monjes, comenzando por los de mayor jerarquía dentro de sus comunidades. Aquellos que se negaban al juramento fueron enviados el 29 de mayo a la prisión de Newgate, y tratados como habían sido sus compañeros de cartujos en junio 1535. Se encontraban encadenados en la cárcel. Esta vez, sin embargo, sin más trámite se los dejó morir de hambre.
Sus nombres son: 3 Santos: Juan Houghton, sacerdote cartujo; Roberto Lawrence, sacerdote cartujo; Agustín Webster, sacerdote cartujo. 15 Beatos: Guillermo Exmew, sacerdote cartujo; Humfredo Middlemore, sacerdote cartujo; Sebastian Newdigate, sacerdote cartujo; Juan Rochester, sacerdote cartujo; Jaime Walworth, sacerdote cartujo; Guillermo Greenwood, sacerdote cartujo; Juan Davy, diacono cartujo; Roberto Salt, monje cartujo; Gualterio Pierson, religioso cartujo; Tomás Green, sacerdote cartujo; Tomás Scryven, monaco cartujo; Tomás Reding, religioso cartujo; Ricardo Bere, sacerdote cartujo; Tomás Johnson, sacerdote cartujo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario